Mano vacía y extendida

“El arrepentimiento es la mano liberando esos sucios objetos a los cuales anteriormente se había aferrado con mucha tenacidad, mientras que la fe es la mano vacía y extendida a Dios para recibir Su regalo de gracia” –A. W. Pink.

Hoy vengo ante Ti
sin nada que ofrecer;
todo pertenece a Ti,
Tú formaste mi ser.
He comprendido
que nada puedo hacer,
sin Ti estoy perdido
y no podré vencer.

Lo que había abrazado
lo he soltado [todo] ya;
Hoy extiendo mi mano,
mi confianza en Ti está.
Tú eres Jesús, Cristo,
has venido a buscar;
lo que estaba perdido
has venido a salvar.

Acércate Señor a mí,
se Tú mi Redentor.
¡Dios, se propicio a mí,
pues soy pecador!
Sólo en Ti hay perdón,
En ti, pues, solo espero yo.
Tú eres mi salvación,
Tu sangre mi deuda pagó.

Tú que has prometido
no echarme fuera,
Tu Palabra he creído
o aquí no estuviera.
También me dijiste
que nada de Ti me apartará;
Tu vida por mí diste,
Hasta el fin me guardarás.

Al estar ante Tu gloria
Tu gracia yo alabaré,
a Ti guiaste mi historia,
por siempre te honraré.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s