Por la mañana.

Al amanecer, de Ti mi alma tiene sed;
deseo hablarte, deseo adorarte
y que mi corazón pueda escucharte.

Escuchar la bendición de Tu dulce voz,
y al oírla mi alma sea llena de emoción,
admiración y también devoción.

Mientras otros aún duermen,
las aves cantan de Tu amor,
el sol ilumina mi habitación.

Sé Tú el sol, que ilumine mi habitación.
Quiero ser el ave que cante de Tu amor
y por las mañanas elevarte una canción.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s