Temblor

Veo personas desesperadas,
salen a las calles de madrugada,
en busca de la mañana
donde el miedo de la
oscuridad desaparezca
y la luz del sol resplandezca.
Andan como ovejas sin pastor,
necesitadas de Cristo el Señor.

Todo eso en un momento lo viví,
todo eso en un solo lugar lo vi.
En todo esto asustado estuve
y quería como subir a las nubes;
pero recordé que aunque
el suelo se remueva,
mi suerte está
en las manos de Jehová.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s