Mamá.

El final de la vida no esperaré
para decir que te amé y te amaré.
Con mi corazón y todo mi ser,
sinceras palabras te diré
y mi cariño te expresaré.

Me haz enseñado lo bueno,
me haz cuidado de lo malo.
Lo que hoy en día soy
es porque cumpliste tu labor
de corrección y educación.

La mirada de tus ojos,
la sonrisa de tus labios,
el toque de tus manos,
son para mí, deseados
al igual que necesarios.

A través de todo tu cariño,
el amor de Dios he visto.
A Dios siempre le pido
que te conceda Su favor
y te dé Su bendición.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Un pensamiento en “Mamá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s