Temor.

Perfecciona en mí Tu amor,
para que no tenga temor,
y la duda que causa dolor
se desvanezca como el vapor.

Cuando en las noches sienta temor,
mis manos a ti alzaré y clamaré:
¡Abba Padre! ven con Tu amor,
y que huya de mí todo temor.

Que Tu amor sea manifiesto
y que en mí se haga perfecto.
Firmeza en vez de temblor,
por mi confianza en el Señor.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s