Tú, Señor.

Una vez fui elegido,
por Ti, también predestinado.
En el tiempo fui creado,
y hasta ahora, por Ti sustentado.
Tú, Señor, me has alimentado,
también Tú me has vestido.
En una ocasión me salvaste,
justificaste y santificaste,
y de ti no me aparté
porque me preservaste.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s