Mi destino eterno (poesía).

Señor, en Tus manos está mi vida
a ti la he dado y en ti está escondida.
Sé, que en las mejores manos está
y que de allí nadie me arrebatará;
Ni la vida ni la muerte, ni aun Satanás
de Ti me podrán apartar.
Cuan perdido en el mundo andaba
sin esperanza y sin Dios estaba,
pero desde los cielos bajaste
y mi vida rescataste;
El precio con Tu muerte pagaste,
el Padre aceptó lo que entregaste,
y al tercer día con poder resucitaste.

En quién más confiaré,
dime a qué otro sitio iré,
solo en Ti el destino de mi vida
asegurado está sin duda.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s