Mi carrera continuaré.

Que haya tropezado una vez
no significa que me rendiré;
y si tropiezo otra vez, aun así
no me rendiré, perseveraré1.
Con un corazón sinceramente
arrepentido me levantaré
y después de recibir tu perdón
mi carrera continuaré.
El lugar donde he tropezado
con cuidado consideraré,
no para entristecerme
como si tu perdón no alcancé,
sino para evitar andar en
el mismo lugar donde tropecé.
Por tu Santo Espíritu viviré
y así la victoria obtendré.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.


1 No en el pecado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s