A la sombra de esa cruz.

A la sombra de esa cruz
donde murió Cristo Jesús,
donde reposo encontraré;
sí, justo allí me refugiaré.
Entonces no seré visto yo,
en quien el pecado abundó,
fuera del Señor y Salvador
que allí murió por amor.

A la sombra de esa cruz
donde murió Cristo Jesús,
de mi pecado hallo perdón,
mis manos reciben redención.
Pues de allí, tu favor fluyó;
de allí, gracia sobreabundó.
Correré a ti en la tentación
y así encontraré salvación.

A la sombra de esa cruz
donde murió Cristo Jesús…
Allí permaneceré.

Por Misael Susaña. Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni distribuida, de ninguna manera, sin el permiso del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s