Jugador Caído

¿Qué tienen en común 246 hombres caídos en pecado?

En el artículo “The pattern among fallen pastors” [El patrón entre los pastores caídos], Garret Kell habla de como Howard Hendricks dirigió un estudio en el que se examinó 246 hombres en el ministerio a tiempo completo que cayeron en relaciones adulteras en un período de dos años. Hendricks copiló cuatro características en común que tenían estos hombres. Consideremos estas características para no tropezar de la misma manera:

1. NINGUNO RENDÍA CUENTAS

Rendir cuentas no es un lujo. Aunque el término no aparece literalmente en la Biblia, el Nuevo Testamento está lleno de instrucciones para “unos a otros”. Lo cual nos muestra que la iglesia es esencial para crecer en santidad.

Necesitamos de cristianos con el Espíritu Santo en sus corazones y con sus Biblias bajo el brazo para reprendernos cuando andamos mal y para animarnos cuando andamos bien. Hebreos 3:12, 13 dice que una medicina preventiva contra la apostasía es la exhortación de otros cristianos: “Tened cuidado, hermanos, no sea que en alguno de vosotros haya un corazón malo de incredulidad, para apartarse del Dios vivo. Antes exhortaos los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: Hoy; no sea que alguno de vosotros sea endurecido por el engaño del pecado“.

¿Le has abierto tu corazón a al menos un hermano? ¿Le has dado permiso para hacer exhortarte o tienes una actitud de “no se metan en mi vida”?

2. YA NO ORABAN, NO LEÍAN LA BIBLIA NI ADORABAN

No había leído esta estadística cuando dije en una ocasión que el descuido de los medios de gracia es la antesala de la apostasía. El estudio de Hendricks ahora lo confirma. Los medios de gracia son medios establecidos por Dios para hacernos crecer en Su gracia.

Al decir “medios” significamos al menos dos cosas: Primero, que usarlos no es un fin en sí mismo, sino un medio para estar más cerca de y ser más como Jesús. Segundo, que al final del día, el poder para cambiar viene del Dios que utiliza esos medios.

Algunos de estos medios son la lectura y meditación de la Biblia: “Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad” (Jn. 17:17); la oración: “Por esta razón, también nosotros, desde el día que lo supimos, no hemos cesado de orar por vosotros y de rogar que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría y comprensión espiritual” (Col. 1:9); y el congregarse junto a la iglesia: “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca” (Heb. 10:25).

¿Cómo está tu uso de los medios de gracia? Si está bien, abunda más en ello. Si está mal, arrepiéntete y haz las primeras obras.

3. PASABAN TIEMPO CON PERSONAS DEL SEXO OPUESTO

“Más del 80 por ciento de estos hombres se involucraron sexualmente con una mujer tras pasar tiempo significativo con ella, regularmente en consejería”. Y es muy probable que esas sesiones de consejería hayan sido en privado. Ahora, el llamamiento aquí no es a no pasar tiempo con alguien del sexo opuesto, sino a ser cautelosos.

2 Samuel 11 nos recuerda que el pecado nos llevará más lejos de lo que habíamos pesado. ¿Quién le hubiera dicho a David que no haber ido a la guerra ese día lo llevaría a un pecado y después a otro y que él terminaría adulterando y asesinando? Debemos guardar nuestro corazón (Pr. 4:23). ¿Cómo? No haciendo provisión para sus malos deseos (Ro. 8:13).

Una resolución sabia de mis pastores es no dar consejería a una mujer solos en una habitación o sin su esposa (del pastor) presente.

4. TODOS PENSABAN QUE ESO NUNCA LES PASARÍA A ELLOS

Aquel que piensa que en sí mismo es incapaz de cometer algún pecado es más propenso a cometerlo. 1 Corintios 10:12 dice: “Por tanto, el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga”.

Casi puedo ver a esos hombres no rendir cuenta, porque piensan que ellos nunca apostatarán. Casi puedo verlos no escandalizarse de su descuido de los medios de gracia, porque piensan que estos no son tan importantes. Casi puedo escucharlos preguntar qué tiene de malo pasar tiempo significativo con alguien del sexo opuesto a solas, porque nada va a pasar.

No subestimes el poder del pecado ni maximices tus propias fuerzas. ¿Piensas que esto nunca te pasará a ti? Proverbios 7:26 dice que el pecado ha tenido numerosas víctimas; entre ellos Sansón –el hombre más fuerte en la Biblia–, David –un hombre fuerte en su parecido a Dios- y Salomón -el hombre más fuerte en sabiduría-. ¿Todavía piensas que no necesitas prestar atención a estas advertencias?

Publicado por

Misael Susaña

Misael Susaña nació en República Dominicana, fue salvado a la edad de trece años y actualmente es miembro de Iglesia Fundamento Bíblico. Es maestro de Inglés y de Biblia. Estudió Teología Sistemática en la Academia de la Gracia (Reformed Baptist Seminary) y ha participado en varios diplomados. Desde el 2008, ha publicado regularmente artículos bíblicos en su blog (www.gustadaDios.com). Misael, teniendo en mente Salmos 34:8, prefiere describirse a sí mismo como un «Catador de la bondad de Dios y feliz promotor de ésta; para Su gloria y el beneficio [en Él] del creyente».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s