El amor de Dios que no muere.

Dios no promete prosperidad,
No brinda siempre tranquilidad,
Cielo hermoso sin nubarrón,
Paz y reposo sin aflicción.

Dios no promete siempre salud,
Pan excelente sin inquietud,
Sendas con flores sin aguijón,
Paz sin dolores y aflicción.

Dios promete Su compasión,
Y Su ayuda en tentación,
Gracia en las pruebas, tierno favor,
Y nunca muere Su gran amor.

Este poema fue tomado de: Merle Ruth. Triunfante en el sufrimiento (Estados Unidos de Amércia: Editorial Vara y Cayado, 2000), p. 125.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s