¿Dónde está el amor?

Ese amor real, grande y que tanto necesitamos se encuentra en la Cruz de Jesucristo. Y es cuando hemos experimentado ese amor, que entonces lo daremos a quienes están a nuestro alrededor.

► ESCUCHAR | ▼ DESCARGAR

Datos sobre el aborto en EUA.

¿QUIÉN ABORTA?

  • En el 2013 las mujeres solteras representaron el 85.2% de todos los abortos.
  • Las mujeres en sus 20 años representaron la mayoría de los abortos en el 2013 y tuvieron la tasa más alta de aborto.
  • Las adolescentes menores de 15 años obtuvieron un .03% de todos los abortos en el 2013; las mujeres de 15-19 años representaron el 11.4%.
  • Porcentaje de abortos reportados por edad de la madre:

<15 años

15–19 años

20–24 años

25–29 años

30–34 años

35–39 años

≥40 años

0.3%

11.4%

32.7%

25.9%

16.8%

9.2%

3.6%

  • Las mujeres viviendo con un compañero con quienes no están casadas representan el 25% de los abortos, pero sólo el 10% de las mujeres de la población.
  • En el 2013 las mujeres que no habían abortado en el pasado representaron el 55% de todos los abortos; las mujeres con uno o dos abortos previos representaron el 36.2% y las mujeres con tres o más abortos previos representaron el 8.8%.
  • Entre las mujeres que consiguieron abortos en el 2013, el 40.2% no tuvo nacimientos vivos previos; el 45.6% tuvo uno o dos nacimientos vivos previos y el 14.1% tuvo tres o más nacimientos vivos previos.
  • Las mujeres negras fueron 3.75 veces más propensas a tener un aborto que las mujeres blancas en el 2013.
  • La tasa de aborto de las mujeres no-metropolitanas es la mitad del de las mujeres que viven en países metropolitanos.
  • La tasa de aborto de las mujeres con cobertura Medicaid es tres veces tan alta como el de las otras mujeres.
  • En el 2014 el 30% de las mujeres que abortaron se identificaron a sí mismas como Protestantes y el 24% se identificaron a sí mismas como Católicas.

Sigue leyendo

Ryle sobre “Diferencia entre justificación y santificación”.

Cita

¿EN QUÉ SENTIDO, PUES, SON IGUALES LA JUSTIFICACIÓN Y SANTIFICACIÓN?

(a) Ambas proceden originalmente de la gracia de Dios. Es únicamente por su gracia que el creyente es justificado o santificado.

(b) Ambas son parte de la gran obra de salvación que Cristo, en el pacto eterno, ha realizado para bien de su pueblo. Cristo es la fuente de vida, de la cual fluyen, tanto el perdón como la santidad. La raíz de cada una es Cristo.

(c) Ambas están en una misma persona. Aquellos que son justificados, siempre son santificados y aquellos que son santificados, son siempre justificados. Dios ha unido en una sola persona la justificación y la santificación, y no pueden ser separadas.

(d) Ambas comienzan al mismo tiempo. El momento en que una persona comienza a ser una persona justificada, comienza también a ser santificada. Quizá no lo perciba, pero ésta es la realidad.

(e) Ambas son necesarias para la salvación. Nadie ha llegado al cielo sin un corazón renovado, al igual que perdonado; sin la gracia del Espíritu, al igual que la sangre de Cristo; sin idoneidad para la gloria eterna, al igual que un título. Una es tan necesaria como la otra.

Estos son los puntos en que coinciden la justificación y santificación.

CONSIDEREMOS AHORA LO OPUESTO Y VEAMOS EN QUÉ SENTIDO DIFIEREN

(a) La justificación, es Dios declarando justos a aquellos que reciben a Cristo, basándose en que la justicia de Cristo es imputada a la cuenta de aquellos que lo reciben. La santificación es, de hecho, hacer justo al hombre en su interior, aunque sea en un grado muy débil. Sigue leyendo