Hablando a grupo

Haz esto y siempre tendrás éxito al evangelizar.

Si te dijera que tengo la clave del éxito en el evangelismo, posiblemente te reirías pensando que estoy bromeando. Pero ¿qué si te dijera que hablo en serio? Antes de que me acuses de haber caído en una presunción pecaminosa, acordemos lo que no significo por “éxito”.

Muchos entienden “éxito” al evangelizar como la respuesta en arrepentimiento y fe de la persona a la cual se le predica el evangelio. Ese no es el éxito al cual me refiero y ya verás por qué.

En 1 Corintios 3:5-7 se dice: “¿Qué es, pues, Apolos? Y ¿qué es Pablo? Servidores mediante los cuales vosotros habéis creído, según el Señor dio oportunidad a cada uno. Yo planté, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. Así que ni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios, que da el crecimiento”. Nótese que tanto Pablo como Apolos fueron instrumentos utilizados por Dios por medio de los cuales los corintios creyeron.

Pablo y Apolos predicaron la Palabra (“planté… regó”), pero el buen fruto de fe (“crecimiento”) fue producido por Dios. Más adelante, en 1 Corintios 4:2, se dice que lo que Dios requiere de Sus administradores es que sean fieles: “Ahora bien, además se requiere de los administradores que cada uno sea hallado fiel”. Por “éxito” significo el buen cumplimiento de la tarea que se nos ha asignado.

Debemos tener eso en cuenta cada vez que vamos a evangelizar: Dios no espera que conviertas pecadores –sólo Él puede hacer eso–. Dios espera que seas fiel. Y es así, siendo fiel, que siempre tendrás éxito al evangelizar –independientemente del resultado–. Así que, cada vez que vayas a evangelizar:

  • explica que Dios nos ha mandado cómo hemos de vivir;
  • explica que todos los hombres han pecado y, debido a eso, Dios está airado contra ellos;
  • explica que el Hijo de Dios se hizo hombre para vivir, morir y resucitar;
  • explica que la respuesta adecuada a estas buenas noticias es el arrepentimiento y la fe;
  • explica que por medio del arrepentimiento y la fe en Jesucristo somos salvados.

¿Quiere decir eso que serás indiferente a la respuesta del pecador? No. Si has de ser fiel como embajador que habla en nombre de Cristo, vas a rogar a los pecadores –o Dios rogará por medio de ti–: “¡Reconciliaos con Dios!” (2 Corintios 5:20). Como dijo Charles Spurgeon: “Si los pecadores van a ser condenados, que lo sean después de saltar sobre nuestros cuerpos muertos al infierno. Y si van a perecer, que lo hagan con nuestros brazos envueltos alrededor de sus rodillas, implorándoles que no lo hagan”.

Tal como Dios, nos alegramos sinceramente cuando un pecador se convierte y nos entristecemos sinceramente cuando persisten en darle la espalda a Dios. Pero al final, si hemos predicado fielmente el evangelio, recordemos que ya hemos tenido éxito porque es a eso –a ser fieles– que Dios nos ha llamado.

Publicado por

Misael Susaña

Misael Susaña nació en República Dominicana, fue salvado a la edad de trece años y actualmente es miembro de Iglesia Fundamento Bíblico. Es maestro de Inglés y de Biblia. Estudió Teología Sistemática en la Academia de la Gracia (Reformed Baptist Seminary) y ha participado en varios diplomados. Desde el 2008, ha publicado regularmente artículos bíblicos en su blog (www.gustadaDios.com). Misael, teniendo en mente Salmos 34:8, prefiere describirse a sí mismo como un «Catador de la bondad de Dios y feliz promotor de ésta; para Su gloria y el beneficio [en Él] del creyente».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s