La ascensión de Jesús importa.

¿Sabes qué se conmemora hoy? Hoy, jueves 21 de mayo 2020 se conmemora el Día de la Ascensión. Y aunque no se celebra de la misma manera que se celebra la resurrección, el Día de la Ascensión se celebra cuarenta días después de ésta (la resurrección de Jesucristo) y conmemora –como su nombre lo dice– la ascensión de Jesús al cielo.

Sé que muchos no sabían que existía tal cosa como “el Día de la Ascensión”, pero espero que eso no sea una indicación de que esos muchos creen que la ascensión de Jesús es algo sin importancia. Todos los cristianos sabemos que la muerte de Jesús es muy importante. Hemos aprendido que el nacimiento y la resurrección de Jesús son importantes. Y ahora vamos a aprender que la ascensión de Jesús también es importante.

UN GRAN SUMO SACERDOTE…

Podemos dar varias razones por las cuales la ascensión de Jesús es importante y dar varios pasajes bíblicos que apoyen la importancia de ésta. Pero en este artículo veremos una razón por la cual la ascensión de Jesús importa y el pasaje que vamos a considerar es Hebreos 4:14-16, que dice:

“Teniendo, pues, un gran Sumo Sacerdote que trascendió los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, retengamos nuestra fe. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna”.

Este pasaje se refiere a Jesús como «un gran Sumo Sacerdote». Un sumo sacerdote era alguien constituido por Dios de entre los hombres para ofrecer sacrificios por él mismo, por los que vivían en su casa y por todo el pueblo de Israel. El sumo sacerdote representaba al pueblo delante de Dios. Por medio de los sacrificios que éste ofrecía, la impureza, las rebeliones y todo pecado tanto suyo como del pueblo eran cubiertos. Y a diferencia de los sacerdotes, que entraban en el lugar santo del tabernáculo para cumplir los oficios del culto, el sumo sacerdote entraba al lugar santísimo (santísimo porque la presencia de Dios estaba allí) una vez al año para expiar los pecados por medio de sacrificios. Continúa leyendo La ascensión de Jesús importa.