¿A qué persona de la Trinidad debemos orar?

TABLA

Persona Mandamiento Ejemplo
El Padre
El Hijo
El Espíritu Santo

DESARROLLO 

En la Biblia encontramos mandamientos de orar a Dios Padre. El mismo Jesucristo enseñó a Sus discípulos a orar a Dios Padre con las siguientes palabras: “Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre” (Mt. 6:9). Más adelante, en Mateo 7:7, Jesús dijo: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”; y por el contexto sabemos que este pedir es al Padre que está en los cielos (Mt. 7:11). En Efesios 5:20 se nos manda a dar gracias, por medio de la oración, a Dios Padre: “dando siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre”.

En la Biblia también encontramos ejemplos de oraciones a Dios Padre. En Hechos 4:24 se relata acerca de la iglesia primitiva que los cristianos unánimes alzaron la voz a Dios Padre (nótese en vv. 27, 30 la frase: “tu santo siervo Jesús”). El apóstol Pablo oró a Dios Padre por los cristianos en Éfeso: “Por esta causa, pues, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo” (Ef. 3:14).

Lo más cerca que tenemos en la Biblia a un mandamiento de orar a Dios Hijo es: “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros , pero sin pecado. Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna” (Heb. 4:15, 16; véase también Juan 14:13, 14). Sin embargo, no podemos llamar a esto, estrictamente hablando, un mandamiento de orar al Hijo, sino por medio del Hijo.

En la Biblia no encontramos mandamientos de orar al Hijo, pero sí encontramos varios ejemplos. Cuando Esteban estaba a punto de morir, oró: “Señor Jesús, recibe mi espíritu” (Hch. 7:59). Pablo describió, en 1 Corintios 1:2, a la iglesia de Dios como aquellos que «invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo». Y la oración final de Apocalipsis 22:20 dice: “El que testifica de estas cosas dice: Sí, vengo pronto. Amén. Ven, Señor Jesús”.

Con respecto a Dios Espíritu Santo, en la Biblia no encontramos mandamientos de orar a la tercera persona de la Trinidad ni ejemplos de oraciones dirigidas a éste. Ahora, no olvidemos lo siguiente:

  • tampoco encontramos mandamientos negativos (i.e. Prohibiciones) de orar al Espíritu Santo;
  • el Espíritu Santo da testimonio de Jesucristo (Jn. 16:26), no habla por Su propia cuenta (Jn. 16:13) y glorifica a Jesucristo (Jn. 16:14);
  • esto no significa, en lo absoluto, que el Espíritu Santo sea menos Dios que Dios Padre o Dios Hijo. El Espíritu Santo es completamente Dios (véase “La Trinidad”).

CONCLUSIÓN

Aunque no es incorrecto orar al Hijo y no está prohibido orar al Espíritu Santo, el patrón primordial, el énfasis claro de la Biblia es que debemos orar a Dios Padre, por la mediación del Hijo (Heb. 7:25) y con la ayuda del Espíritu Santo (Ro. 8:26, 27).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s