El tesoro escondido.

Cofre del tesoroUna parábola es un relato o narración acerca de la vida terrena, pero que tiene una enseñanza espiritual. El significado literal de la palabra “parábola” es similitud o comparación. Y según el Diccionario expositivo Vine, se deben evitar dos peligros al tratar de interpretar las parábolas en las Escrituras: (a) el de pasar por alto las características centrales, y (b) el de aplicar un significado a cada uno de sus detalles.

Debemos orar con fe que el Señor nos haga entender las parábolas; ya que aunque a los incrédulos no se les concede conocer los misterios del reino, a los creyentes sí (Mat. 13:11).

En Mateo 13:44 Jesucristo enseñó lo siguiente:

“El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, lo vuelve a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo”.

Un tesoro está escondido en un campo, pero es encontrado por un hombre. Y aunque no se nos dice qué era este tesoro, hay tres cosas en el versículo que nos dicen cuán valioso era: (1) la palabra misma “tesoro”; (2) que el hombre vendió absolutamente todo lo que tenía para comprar el campo en dónde estaba el tesoro –posiblemente sus familiares y amigos pensaron que aquel hombre se estaba volviendo loco–; y (3) que él lo hizo con alegría. El valor del tesoro encontrado por este hombre era superior a todo lo que él tenía, por eso él lo vendió todo con gozo.

Jesús dice que el reino de los cielos es como ese tesoro escondido. La enseñanza de esta parábola no es que el hombre puede comprar la salvación. La enseñanza de la parábola es que la salvación es infinitamente más valiosa que todo lo que el hombre podría tener o dar.

El reino mismo (“la presencia salvadora de Dios y su reinado soberano”, Piper), con su Rey (Jesucristo), con su ley (la Biblia), con su gente (la iglesia) y con su futuro territorio (cielos nuevos y tierra nueva) son muy preciados. Y cuando ponemos eso al lado de lo que se nos llama a dejar, sabemos que en cierto sentido no estamos sacrificando nada (en el sentido de pérdida); y que nada de lo que se nos llama a hacer podría alguna vez equiparar algo tan valioso.

Del 100% de las personas que han encontrado este tesoro, el 100% lo considera como infinitamente más valioso que todo lo que tienen o podrían dar. ¿Y tú? ¿Qué opinas acerca de este tesoro? ¿Lo has tú encontrado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s