Mis tuits favoritos [11]

  • “La permanencia del carácter de Dios garantiza el cumplimiento de sus promesas” –A. W. Pink, tuiteado por Renewal Ministries.
  • “Dios creó el mundo de la nada, siempre y cuando no seamos nada Él puede hacer algo de nosotros” –Martín Lutero, tuiteado por Renewal Ministries.
  • “La fuerza de voluntad no cambia a los hombres. El tiempo no cambia a los hombres. Cristo lo hace” –Henry Drummond, tuiteado por Renewal Ministries.
  • “Gracia = Todo lo que Dios te llama a hacer, Él te capacita para hacerlo. A donde quiera que Él te manda, Él va contigo” –Paul David Tripp.
  • “Gracia es donde la impiedad y la santidad se encuentran y el resultado no es condenación, sino perdón” –Paul David Tripp.
  • “Nunca puedes enseñar verdades en el ministerio que no necesites. Donde llamas a las personas a ir, también necesitas ir” –Paul David Tripp.
  • “Dios está tan comprometido con tu gozo último que estuvo dispuesto a sumergirse en las profundidades más grandes de sufrimiento por ti” –Timothy Keller.
  • “Como un cirujano, los verdaderos amigos sólo te cortan para sanarte” –Timothy Keller.
  • “El temor a Dios es la muerte de todo otro temor” –Spurgeon, tuiteado por Burk Parsons.
  • “El evangelio nos libera para amar la ley” –Burk Parsons.
  • “Frecuentemente nos preocupamos por el mañana porque nuestro enfoque está en el mañana y no en el Dios que es soberano sobre el mañana” –Burk Parsons.

Continúa leyendo Mis tuits favoritos [11]

¿Cómo alimentarse?

¿Cuánto tiempo duras desayunando, almorzando y cenando? Lo recomendable es tomar alrededor de 20 minutos para comer cada comida. Ese tiempo ayuda a nuestro cuerpo a hacer una mejor digestión. También, ese es el tiempo que nuestro cerebro necesita para enviar señales de saciedad.

Ahora, si tú eres como la mayoría de las personas –como yo–, no tardas cerca de 20 minutos para desayunar o almorzar, y mucho menos cenar. ¿Cómo puedes durar más tiempo a la hora de comer? ¿O cómo puedes comer más lento? Mi sugerencia: añade más alimento a tu plato.

Pero no me refiero al alimento material, sino al alimento espiritual para tu alma. Y la Biblia se describe a sí misma como ese alimento: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4; véanse también Job 23:12; Sal. 119: 103; Jer. 15:16; 1 Pe. 2:2).

Aquí te dejo algunas preguntas para que –durante la comida– medites en lo que leíste en la Biblia:

Alimentarse