Piper sobre “¿Cómo luchar por el gozo?”.

1. Reconoce que el gozo auténtico en Dios es un regalo: “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad” (Gálatas 5:22).

2. Reconoce que debes luchar por el gozo: “Y convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos vosotros para vuestro progreso y gozo en la fe” (Filipenses 1:25).

3. Resuelve atacar a todo pecado conocido en tu vida: “porque si vivís conforme a la carne, habréis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” (Romanos 8:13).

4. Aprende el secreto de Culpa Valiente –luchar como un pecador justificado–: “No te alegres de mí, enemiga mía. Aunque caiga, me levantaré, aunque more en tinieblas, el Señor es mi luz. La indignación del Señor soportaré, porque he pecado contra El, hasta que defienda mi causa y establezca mi derecho. El me sacará a la luz, y yo veré su justicia” (Miqueas 7:8, 9).

5. Reconoce que la batalla es principalmente una lucha por ver a Dios por quien Él es: “Probad y ved que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia!” (Salmos 34:8).

6. Medita en la Palabra de Dios día y noche: “sino que en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera” (Salmos 1:2, 3).

7. Ora por ojos abiertos del corazón y una inclinación por Dios: “Inclina mi corazón a tus testimonios y no a la ganancia deshonesta” (Salmos 119:36).

8. Aprende a predicarte en vez de escucharte a ti mismo: “¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez por la salvación de su presencia” (Salmos 42:5).

9. Pasa tiempo con gente saturada de Dios que te ayude a ver a Dios y a batallar: “Tened cuidado, hermanos, no sea que en alguno de vosotros haya un corazón malo de incredulidad, para apartarse del Dios vivo. Antes exhortaos los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: Hoy; no sea que alguno de vosotros sea endurecido por el engaño del pecado” (Hebreos 3:12, 13).

10. Se paciente en la noche en la que Dios parece ausente: “Al Señor esperé pacientemente, y El se inclinó a mí y oyó mi clamor. Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso; asentó mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos. Puso en mi boca un cántico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios; muchos verán esto, y temerán, y confiarán en el Señor” (Salmos 40:1-3).

Este artículo es una adaptación y traducción, hecha por Misael Susaña, de: John Piper. Desiring God [Desesando a Dios] (Estados Unidos: Multnomah Publishers, 2003), pp. 353-360.

¿Cómo Holmes, Piper y Whitney me enseñaron a leer la Biblia?

Ciertamente debemos orar como el salmista: “Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley” (Salmos 119:18). Pero también debemos hacer como el salmista: “Meditaré en tus preceptos, y consideraré tus caminos”. Allí (en la Biblia) hay maravillas más deseables que el oro que esperan ser encontradas y delicias más dulces que la miel que esperan ser gustadas.

Ahora veamos como un detective ficticio, un hedonista cristiano y un maestro de espiritualidad bíblica me ayudaron a hacer lo antes mencionado:

SHERLOK HOLMES

En la historia corta Escándalo en Bohemia, el detective ficticio Sherlok Holmes –creado por Arthur Conan Doyle– le dijo al Dr. Watson que este último veía pero no observaba. Y pasó a demostrárselo con el siguiente ejemplo:

“Usted ha visto con frecuencia la escalera que conduce del vestíbulo a esta habitación.
—Ciertamente.
—¿Cuántas veces?
—Bueno, varios centenares de ocasiones.
—Entonces, podrá decirme cuántos hay.
—¿Cuántos escalones? No sé.
—¿Ahora comprende? Usted no ha observado, a pesar de haber visto. Eso es lo que quería decirle. Ahora bien, yo sé que hay diecisiete escalones, porque he visto y he observado”.

Sherlok Holmes no adivina, él observa y deduce. Continúa leyendo ¿Cómo Holmes, Piper y Whitney me enseñaron a leer la Biblia?

Mis tuits favoritos [7]

  • “Es algo muy bueno cuidar los viñedos de otros, pero no debemos descuidar nuestro propio crecimiento espiritual y madurez” –Charles Spurgeon, tuiteado por Resurgence.
  • “Las cosas malas obran para nuestro bien. Las cosas buenas no se nos pueden perder. Y las mejores cosas están por venir” –Jonathan Edwards, tuiteado por Timothy Keller.
  • “Sólo porque tú no puedas ver o imaginar una buena razón por la cual Dios permite que algo malo pase no significa que no exista una” –Timothy Keller.
  • “Que el pecado rompa tu corazón, pero no tu esperanza en el evangelio” –Wilcox, tuiteado por Tony Reinke.
  • “La acción de gracias es destronar a un dios y convertirlo en un regalo” (1 Ti. 4:3-5)” –Piper, tuiteado por Tony Reinke.
  • “Me duermo confiado en que seré un creyente mañana en la mañana no debido a mi libre albedrío, sino a la libre gracia de Dios” –John Piper.
  • “Nada de lo que yo sufro se acercará al sufrimiento de Jesús por mí. ¡Ay de mí por quejarme!” –John Piper.
  • “Aquellos que conocen a Dios serán humildes y aquellos que se conocen a sí mismos no podrán ser orgullosos” –John Flavel, tuiteado por Renewal Ministries.
  • “Los cristianos han aprendido que cuando no parece haber otra evidencia del amor de Dios, no se puede escapar de la cruz” –D. A. Carson, tuiteado por Renewal Ministries.
  • “Si fuera posible para mí alterar alguna parte de Su plan, lo único que haría sería arruinarlo” –John Newton, tuiteado por Renewal Ministries.

Continúa leyendo Mis tuits favoritos [7]

Mis tuits favoritos [5]

  • “¿Por qué las cosas malas les pasan a las buenas personas? Eso sólo pasó una vez, y Él se ofreció como voluntario para eso” –R. C. Sproul, tuiteado por Burk Parsons.
  • “¿Eres demasiado malo para recibir gracia? ¿Cómo puedes ser demasiado malo para recibir lo que es para el malo? –David Powlison, tuiteado por Burk Parsons.
  • “Cuando se trata del evangelio, algunos cristianos solamente hacen clic en “me gusta” en vez de en “compartir” –Burk Parsons.
  • “¡No abras el regalo temprano! “El sexo viene de Dios. Él lo dio a nosotros como un regalo. Es un regalo de bodas” (Bill Shannon)” –Tim Challies.
  • “Dios nunca revela nuestros corazones para desanimarnos. La convicción de pecado es una de las maneras más profundas en las que Él demuestra su amor por nosotros” –Paul Tripp, tuiteado por C. J. Mahaney.
  • “El amigo que siempre excusa tus pecados está más cerca de ser tu enemigo que tu amigo” –George Whitefield, tuiteado por John Starke.

Continúa leyendo Mis tuits favoritos [5]