Mis tuits favoritos [12]

  • “Él fue abandonado por un momento por Dios para que ellos no sean abandonados por siempre” –John Flavel, tuiteado por Banner of Truth.
  • “Negar que hay un Dios es una clase de ateísmo que ni en el infierno puede encontrarse” –Thomas Brooks, tuiteado por Banner of Truth.
  • “Porque Dios es santo Él requiere que Su ira sea satisfecha y porque Dios es amor Él la satisface por nosotros en Cristo” –Burk Parsons.
  • “Yo peco como un hombre, pero Él perdona como un Dios” –Spurgeon, tuiteado por Burk Parsons.
  • “Si un cristiano no muestra amor hacia otros cristianos verdaderos, el mundo tiene todo el derecho de juzgar que él no es un cristiano” –Schaeffer, tuiteado por Burk Parsons.
  • “El mejor uso para la vida de alguien es usarla para algo que durará más que ésta” –Oswald Sanders, tuiteado por Burk Parsons.
  • “El amor es la apologética última” –Crossway.
  • “La idolatría es cuando adoras lo que deberías usar y cuando usas lo que deberías adorar” –G. K. Chesteron, tuiteado por J. D. Greear.
  • “Glorificar a Dios = Haz esas cosas, y hazlas en una manera, que muestren que Dios es tu tesoro supremo” –John Piper.
  • “Asumir el evangelio es la manera más rápida de perder el evangelio” –Mark Dever.
  • “Cualquier hombre o mujer en esta tierra que se aburre y se apaga al adorar no está listo para el cielo” –Tozer, tuiteado por Matt Smethurst.
Continúa leyendo Mis tuits favoritos [12]

Mis tuits favoritos [10]

  • “Llena tus afectos con la cruz de Cristo y no quedará espacio para el pecado” –John Owen, tuiteado por Renewal Ministries.
  • “¿Qué tan diferente fueron los sufrimientos de Cristo de los nuestros? No hay aguijón en nuestra vara ni ira en nuestra copa” –John Newton, tuiteado por C. J. Mahaney.
  • “Los peregrinos cristianos tienen lo mejor de ambos mundos. Tenemos gozo cuando este mundo nos recuerda al venidero y tenemos consuelo cuando no es así” –Randy Alcorn.
  • “Como las riquezas no son evidencia del favor de Dios, tampoco la pobreza lo es de Su ira u odio” –Samuel Willard, tuiteado por Reformation Trust.
  • “¿Dios odia a los pecadores? Absolutamente. Mira a la cruz… ¿Dios ama a los pecadores? Absolutamente. Mira a la cruz” –David Platt, tuiteado por Radical.
  • “El consejo de George Whitefield para los predicadores: ‘habla cada vez, mi querido hermano, como si fuera tu última vez’” –Nathan W. Bingham.
  • “Un ídolo es usualmente algo bueno que hacemos esencial. Decimos: ‘A menos que tenga eso, no soy nada’” –Timothy Keller.
  • “Es tu deber creer y enseñar lo que la Biblia enseña, no lo que tú quieres que enseñe” –R. C. Sproul, tuiteado por Tim Challies.

Continúa leyendo Mis tuits favoritos [10]

Piper sobre “¿Cómo luchar por el gozo?”.

1. Reconoce que el gozo auténtico en Dios es un regalo: “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad” (Gálatas 5:22).

2. Reconoce que debes luchar por el gozo: “Y convencido de esto, sé que permaneceré y continuaré con todos vosotros para vuestro progreso y gozo en la fe” (Filipenses 1:25).

3. Resuelve atacar a todo pecado conocido en tu vida: “porque si vivís conforme a la carne, habréis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” (Romanos 8:13).

4. Aprende el secreto de Culpa Valiente –luchar como un pecador justificado–: “No te alegres de mí, enemiga mía. Aunque caiga, me levantaré, aunque more en tinieblas, el Señor es mi luz. La indignación del Señor soportaré, porque he pecado contra El, hasta que defienda mi causa y establezca mi derecho. El me sacará a la luz, y yo veré su justicia” (Miqueas 7:8, 9).

5. Reconoce que la batalla es principalmente una lucha por ver a Dios por quien Él es: “Probad y ved que el Señor es bueno. ¡Cuán bienaventurado es el hombre que en El se refugia!” (Salmos 34:8).

6. Medita en la Palabra de Dios día y noche: “sino que en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera” (Salmos 1:2, 3).

7. Ora por ojos abiertos del corazón y una inclinación por Dios: “Inclina mi corazón a tus testimonios y no a la ganancia deshonesta” (Salmos 119:36).

8. Aprende a predicarte en vez de escucharte a ti mismo: “¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez por la salvación de su presencia” (Salmos 42:5).

9. Pasa tiempo con gente saturada de Dios que te ayude a ver a Dios y a batallar: “Tened cuidado, hermanos, no sea que en alguno de vosotros haya un corazón malo de incredulidad, para apartarse del Dios vivo. Antes exhortaos los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: Hoy; no sea que alguno de vosotros sea endurecido por el engaño del pecado” (Hebreos 3:12, 13).

10. Se paciente en la noche en la que Dios parece ausente: “Al Señor esperé pacientemente, y El se inclinó a mí y oyó mi clamor. Me sacó del hoyo de la destrucción, del lodo cenagoso; asentó mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos. Puso en mi boca un cántico nuevo, un canto de alabanza a nuestro Dios; muchos verán esto, y temerán, y confiarán en el Señor” (Salmos 40:1-3).

Este artículo es una adaptación y traducción, hecha por Misael Susaña, de: John Piper. Desiring God [Desesando a Dios] (Estados Unidos: Multnomah Publishers, 2003), pp. 353-360.

¿Cómo Holmes, Piper y Whitney me enseñaron a leer la Biblia?

Ciertamente debemos orar como el salmista: “Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley” (Salmos 119:18). Pero también debemos hacer como el salmista: “Meditaré en tus preceptos, y consideraré tus caminos”. Allí (en la Biblia) hay maravillas más deseables que el oro que esperan ser encontradas y delicias más dulces que la miel que esperan ser gustadas.

Ahora veamos como un detective ficticio, un hedonista cristiano y un maestro de espiritualidad bíblica me ayudaron a hacer lo antes mencionado:

SHERLOK HOLMES

En la historia corta Escándalo en Bohemia, el detective ficticio Sherlok Holmes –creado por Arthur Conan Doyle– le dijo al Dr. Watson que este último veía pero no observaba. Y pasó a demostrárselo con el siguiente ejemplo:

“Usted ha visto con frecuencia la escalera que conduce del vestíbulo a esta habitación.
—Ciertamente.
—¿Cuántas veces?
—Bueno, varios centenares de ocasiones.
—Entonces, podrá decirme cuántos hay.
—¿Cuántos escalones? No sé.
—¿Ahora comprende? Usted no ha observado, a pesar de haber visto. Eso es lo que quería decirle. Ahora bien, yo sé que hay diecisiete escalones, porque he visto y he observado”.

Sherlok Holmes no adivina, él observa y deduce. Continúa leyendo ¿Cómo Holmes, Piper y Whitney me enseñaron a leer la Biblia?