Salmo 103 – Gilberto Daza

LETRAS

Alma mía dale gracias
Sus bondades no olvides jamás
Es tu Dios quien te perdona
De tus faltas no se acuerda ya

Él cura tu enfermedad
Y si hay dolor también lo sana
Y si al hueco fuiste a dar
Su fidelidad te rescata

[CORO]
Mi gratitud hoy canta
Qué bueno es Dios, qué bueno es Dios
No olvidaré su gracia
Que me alcanzó, que me rodeó

Alma mía dale gracias
Sus bondades no olvides jamás
De su amor Él te corona
Te ha mostrado su gran compasión

Al ver tu debilidad, difícil será
Que llegue a enojarse
Te rejuvenecerá y como el águila
Conquistarás nuevos aires

Nuestro Dios es fiel y soberano.

Si buscas 1 Reyes 17 en tu Biblia, los títulos (no inspirados por Dios) en este capítulo te dirán que éste trata sobre la predicción de sequía que hace Elías y sobre Elías y la viuda de Sarepta. Y aunque el profeta Elías, el rey Acab y la viuda de Sarepta son personajes importantes en este capítulo, éste habla de algo –o Alguien más– que ellos. ¿De qué trata 1 Reyes 17?

UN SIERVO DE DIOS

1 Reyes 17 comienza con Elías, cuyo nombre significa «Jehová es [mi] Dios». Apellidado «el Tisbita» no debido a su familia, sino a su procedencia (él era de Galaad). Él fue uno de los profetas de Dios en el reino del norte (Israel).

Un profeta era alguien a quien Dios había elegido y capacitado para comunicar la voluntad divina a los hombres. Los profetas hablaban en nombre de Dios y, por lo tanto, eran los representantes de Dios ante el pueblo. Y Dios prometió castigar a todos aquellos que rechazaran las palabras de Sus profetas (Dt. 18:18, 19).

El profeta Elías es conocido mayormente por su enfrentamiento con los profetas de Baal en el monte Carmelo. Pero anteriormente a ese enfrentamiento, él ya había profetizado en contra del rey Acab, debido a que este rey “hizo lo malo a los ojos del SEÑOR más que todos los que fueron antes que él” (1 Re. 16:30).

EL DIOS DE ELÍAS

Aunque 1 Reyes 17 comienza con Elías; el protagonista o el personaje principal de 1 Reyes 17 no es Elías, sino Dios. Este capítulo trata acerca del Dios que es fiel, el Dios que cumple al pie de la letra cada una de Sus Palabras –tanto en Sus promesas de bien para nosotros como también en Sus advertencias–. Por lo tanto, en ese Dios y solamente en ese Dios, haces bien en confiar.

¿Cómo sabemos que de eso se trata este capítulo? Fíjense en el versículo 1: “Elías el tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: «Vive el SEÑOR, Dios de Israel, delante de quien estoy, que ciertamente no habrá rocío ni lluvia en estos años, sino por la palabra de mi boca»”. Ahora en el versículo 7: “Sucedió que después de algún tiempo el arroyo se secó, porque no había caído lluvia en la tierra”. Y finalmente en el versículo 24: “Entonces la mujer dijo a Elías: «Ahora conozco que tú eres hombre de Dios, y que la palabra del SEÑOR en tu boca es verdad»”.

Sigue leyendo Nuestro Dios es fiel y soberano.

El Señor es mi Pastor – Jonathan & Sarah Jerez.

LETRA

El Señor es mi Pastor
Nada a mí me faltará
En sus verdes pastos me hace descansar
De sus aguas me dará
Mi alma él restaurará
Por senderos de justicia me guiará
Por amor de su nombre

[CORO]
Jamás me dejarás
En tu fidelidad, Jesús
Confiado está mi corazón
De ti dependeré
Tu voz escucharé, Jesús
Te seguiré, mi Buen Pastor

El Señor es mi Pastor
No hay razón para el temor
Pues su vara me da aliento y protección
Si en el valle de aflicción
Me rodea la opresión
El conmigo está y bendecido soy
Por amor de su nombre

[PUENTE]
Misericordia y bien me seguirán
Tu plenitud me saciará
En tu morada por la eternidad